CUADROS Y PLACAS

 

A continuación podrás ver algunos ejemplos de cuadros decorativos con calado como elemento principal.

 

Hay dos tipos: el primero es con un pedacito de mantel calado de manera tradicional en tela y bastidor y enmarcado para colgar en una pared o colocarlo en una mesa.

 

El segundo es con un calado elaborado directamente sobre unas estructuras de metacrilato negro y colocado sobre madera. Esta última opción también serviría como placa conmemorativa.